sábado, 26 de marzo de 2011

Con una sola mirada

Y me pierdo intentando mirar a través de ti. No sé como lo haces, haces que pierda el control y que acabe naufragando en tus ojos. En ese vasto mar de caoba miré mi reflejo y vi como tú me veías...y me costó reconocerme: no parecía yo, era mejor de lo que soy en realidad. Quizás que me ves con buenos ojos.
Arqueo una ceja y giro un poco la cabeza...un gesto tan simple, tan estúpido, pero sabes qué significa. ¿Cómo un gesto tan leve puede significar tanto?. Sabemos qué significa, pero ninguno lo dijo nunca.
Entonces sin darme cuenta, veo que estoy sonriendo en tus ojos, de repente en cadena se dibuja una sonrisa en tu rostro. Ninguna sonrisa es normal, todas son especiales, pero fue de esas sonrisas que se te eriza la piel al sentir lo verdadera que es, de esas que hacen que saluden alegremente todos los dientes, tan cómplice, tan sentida...

Me encanta poder hacerte sonreir sin decirte nada...con una sola mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada